VALENCIA

CASA D

2020

La casa se localiza en una zona residencial de montaña. La parcela  se caracteriza por su estrato rocoso y por una pequeña pendiente que afecta a toda la parcela. El diseño de la casa se representa como una cáscara empotrada en el terreno, inclinada conforme la pendiente original de la montaña.

Se desarrolla en hormigón toda la parte interna de la cáscara, que contrasta en color y textura, y que contiene la vivienda.

En la planta baja la entrada, el salón y la cocina se desarrollan alrededor de una estancia dedicada a la exposición de calzado, una de las pasiones del propietario. También, un patio a doble altura con vegetación que se entrevé desde la entrada, perfora la cáscara e ilumina la planta baja y la primera planta de la vivienda, acompañando las escaleras en su recorrido vertical hacia la planta de habitaciones. Por último, la terraza exterior, prolongación del salón, desciende en dos niveles de piscina que simulan su pequeña playa privada.

1/1