VALENCIA

CASA per

2018

En el casco antiguo de la ciudad de Oliva, se rehabilita una vivienda unifamiliar entre medianeras. Su ubicación, junto a la carretera, hacía necesario el diseño de una fachada atractiva a la vez que resistente al excesivo tráfico de la zona. Para ello, el plano principal de la fachada se reviste con un aplacado color travertino y se aprovecha el rehundido de los huecos existentes, para llevarlo hasta el suelo y crear otro plano que se materializa en blanco. Dentro de este rectángulo se recortaran las carpinterías oscuras. En el interior de la casa se descubre un arco en la fachada de la segunda planta. El objetivo es trasladarlo al exterior sin romper la composición rectangular de los huecos. Se diseña una celosía con el propio aplacado que, al iluminar el interior por la noche, revelará el trazado del arco.

1/1